lunes, 11 de noviembre de 2013

Consejos para no tirar la comida en un bar


El tirar la comida a la basura es mucho más frecuente de lo que imaginamos. Los bares tiran anualmente 63.000 toneladas de comida a la basura, lo que ocasiona al sector unas pérdidas de 255 millones de euros. ¿Imagina qué podría hacer con todo ese dinero en su negocio de hostelería? Y es que, la cifra de excedentes alimentarios se ha duplicado en los últimos 20 años. Por eso, el Grupo Barril le propone unos consejos para no tirar la comida a la basura, indistintamente de si es usted hostelero o cliente de un bar.

  1. Controla el stock alimentario. Antes de lanzarte a la ligera a comprar toneladas de alimentos que, seguro que necesitas para preparar todos los platos que sirves, mira bien qué es lo que hay en la despensa y cuáles son las previsiones de clientela para los próximos días. Si, por ejemplo, llega un crucero a la ciudad, las existencias que necesitas ya no serán las mismas que si fuera un día normal y corriente. Esto te puede ayudar a ahorrar dinero. 
  2. Caducidad vs Consumo Preferente. Ojo al dato. La caducidad no es lo mismo que el consumo preferente de un alimento. Si en el envase pone 'consumir preferentemente antes de...', lo normal es que el alimento dure más allá de la fecha del envase. Aquí, los sentidos nos pueden ayudar a determinar si aún se puede consumir o no dicho alimento. 
  3. Congela los alimentos individualmente. Esto es, si compras por ejemplo, una pierna de cordero, a menos que la vayas a usar como tal, trocéala y guarda las chuletas en pequeños bloques que sepas que vas a utilizar, por ejemplo, en bloques de cuatro. Así, siempre descongelarás algo que vas a comer, porque ya sabes que después no podrás volver a congelarlo. 
  4. ¿Me lo puede poner en un tupper? Si vas a comer a un bar o restaurante y te sobra mucha comida en el plato, pídele al camarero que te la guarde en un tupper. Después de todo, la has pagado, ¿no? Así te servirá para comer, cenar o tomarte una tapa otro día en casa. 
  5. Conserva los alimentos entre 0 y 5 grados. Refrigera bien los alimentos que guardes en el frigorífico. Y asegúrate de que están a una temperatura óptima, es decir, entre 0 y 5 grados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario